Variscita (Piedra): Significado, propiedades y usos

piedra de variscita

¿Qué es la Variscita?

La variscita es una gema de color verde que pertenece al grupo de los fosfatos de aluminio hidratados. Es valorada por su atractivo color verde intenso y su brillo vítreo. La variscita se ha utilizado históricamente como una piedra preciosa y ornamental debido a su belleza y rareza.

Esta gema recibe su nombre del antiguo nombre latino de la región de Vogtland, en Alemania, donde se descubrió por primera vez. Sin embargo, actualmente se encuentra en varias partes del mundo, incluyendo Estados Unidos, Australia, España y Brasil.



¿Para qué sirve la Variscita?

La variscita es principalmente usada como una piedra preciosa y ornamental en la creación de joyas y objetos decorativos. Su atractivo color verde y su brillo vítreo la convierten en una opción popular para la fabricación de collares, pulseras, anillos y pendientes.

Además de su uso estético, la variscita también se valora por sus propiedades espirituales y curativas en algunas tradiciones y prácticas de sanación. Se cree que esta piedra promueve la calma, la paz interior y la armonía emocional. Se utiliza en meditación y terapias de energía para ayudar a equilibrar y fortalecer el corazón y el chakra del tercer ojo. Algunas personas también creen que la variscita estimula la creatividad y la comunicación, ayudando a expresar los pensamientos y las emociones de manera clara y efectiva.

En términos de coleccionismo, la variscita puede ser apreciada por su rareza y belleza única. Los coleccionistas de gemas y minerales valoran las piezas de variscita de alta calidad debido a su escasez y atractivo visual. La variedad de colores y patrones presentes en la variscita también puede ser un factor importante en la elección de una pieza para una colección.

¿Cómo se forma la Variscita?

La formación de la variscita está asociada a la acción de procesos geológicos en ambientes de deposición específicos. Aunque existen varias teorías sobre su formación, la más aceptada es la siguiente:

  1. Presencia de fosfatos y aluminio: La formación de la variscita requiere la presencia de fuentes de fosfato y aluminio. Estos elementos se encuentran comúnmente en rocas sedimentarias ricas en fosfatos, como los fosforitas, y en áreas donde hay actividad volcánica o hidrotermal.
  2. Lixiviación de fosfatos: En ciertos ambientes geológicos, los fosfatos presentes en las rocas sedimentarias se lixivian o disuelven debido a la acción del agua subterránea rica en ácidos, como el agua de lluvia filtrada a través del suelo. Esta lixiviación libera los iones de fosfato en la solución acuosa.
  3. Reacción con aluminio: Los iones de fosfato lixiviados reaccionan con el aluminio presente en la roca o en soluciones acuosas que contienen aluminio. Esta reacción da lugar a la formación de compuestos de aluminio fosfato hidratado, que es la composición química de la variscita.
  4. Depósito en cavidades: En algunas ocasiones, los compuestos de aluminio fosfato hidratado se depositan en cavidades o grietas presentes en las rocas. Esto puede ocurrir cuando la solución acuosa que contiene los compuestos se filtra y se precipita en estas cavidades, formando agregados de variscita.



Tipos de Variscita

Existen diferentes tipos de variscita, los cuales se distinguen por su apariencia, color y ubicación geográfica. A continuación, veremos algunos de los tipos de variscita más conocidos:

  • Variscita verde: Es el tipo más común de variscita y se caracteriza por su color verde intenso. Puede presentar tonos azules o amarillos en ocasiones. Este tipo de variscita se encuentra en diversas ubicaciones alrededor del mundo, como Estados Unidos, Australia, España, Brasil y otros países.
  • Variscita azul: Aunque menos frecuente que la variscita verde, la variscita azul también es apreciada por su belleza. Tiene un color azul vibrante y puede ser translúcida u opaca. La variscita azul se encuentra principalmente en Nevada, Estados Unidos.
  • Variscita amarilla: Este tipo de variscita presenta tonalidades amarillas y doradas. Aunque menos ordinario que la variscita verde, también es valorada por su atractivo visual. Se ha encontrado variscita amarilla en algunos yacimientos en Brasil.
  • Variscita multicolor: Algunas variedades de variscita pueden exhibir una amplia gama de colores en un solo ejemplar. Estos colores pueden incluir verde, azul, amarillo, blanco y marrón. Estas piedras multicolores son apreciadas por su singularidad y atractivo visual.

Propiedades de la Variscita

Algunas de las propiedades de la variscita son:

Propiedad Descripción
Composición química AlPO4·2H2O (compuesto de aluminio fosfato hidratado)
Color Verde intenso, a veces con tonos azules o amarillos
Dureza 4.5 a 5.5 en la escala de Mohs
Brillo Vítreo
Transparencia Opaca a translúcida
Sistema cristalino Hexagonal
Fractura Concoidal
Densidad 2.6 a 2.7 g/cm3
Índice de refracción 1.550 – 1.574
Propiedades ópticas Birrefringencia moderada, pleocroísmo (varía de color)
Luminiscencia Puede presentar fluorescencia verde bajo luz ultravioleta
Lugar de origen Estados Unidos, Australia, España, Brasil y otros países
Usos comunes Joyería, ornamentos, piezas coleccionables



Compuestos de la Variscita

La variscita es un fosfato de aluminio hidratado, por lo que su composición química principal es AlPO4·2H2O. Sin embargo, también puede contener trazas de otros elementos y minerales asociados. A continuación, veremos algunos de los compuestos y elementos que pueden encontrarse en la variscita:

  • Fosfato de aluminio hidratado (AlPO4·2H2O): Es el componente principal de la variscita y le proporciona su estructura cristalina y propiedades químicas.
  • Aluminio (Al): El aluminio es un metal ligero que forma parte del compuesto de aluminio fosfato hidratado en la variscita. Es conocido por su resistencia, maleabilidad y amplio uso en diversas industrias.
  • Fósforo (P): El fósforo es un elemento químico esencial que forma parte del fosfato en la variscita. Es importante para el metabolismo celular y la formación de compuestos biológicos, como el ADN y el ATP.
  • Agua (H2O): La variscita contiene moléculas de agua en su estructura cristalina. El agua está presente como parte del compuesto de aluminio fosfato hidratado y contribuye a las propiedades físicas y químicas de la variscita.

Además de estos compuestos y elementos principales, la variscita puede contener impurezas y trazas de otros minerales, dependiendo de la ubicación y las condiciones de formación. Estas impurezas pueden afectar el color y las características específicas de cada muestra de variscita.

Piedras relacionadas con la Variscita

Existen algunas piedras preciosas y minerales que están relacionados o pueden ser confundidos con la variscita debido a sus características visuales similares. A continuación, detallaremos algunas de estas piedras relacionadas:

  • Turquesa: La turquesa es una piedra preciosa de color azul verdoso a verde azulado que a menudo se asemeja a la variscita. Ambas piedras comparten un color verde azulado y pueden tener una apariencia similar. Sin embargo, la turquesa es un fosfato hidratado de cobre y aluminio, mientras que la variscita es un fosfato hidratado de aluminio.
  • Malaquita: La malaquita es un mineral verde brillante que a veces puede confundirse con la variscita debido a su color verde intenso. Sin embargo, la malaquita es un carbonato de cobre hidratado, y su composición química difiere de la variscita.
  • Crisocola: La crisocola es una piedra preciosa de color verde azulado a verde claro que también puede asemejarse a la variscita en términos de color. La crisocola es un silicato de cobre hidratado y no contiene aluminio como la variscita.

→ Para información adicional sobre otro tipo de minerales no olvidéis visitar nuestra sección de Minerales – DIMATERIA.com