Aluminio (Al): Significado, tipos y fuentes de obtención

elemento del aluminio

¿Qué es el Aluminio?

El aluminio es un elemento químico metálico con el símbolo Al y el número atómico 13. Es un metal ligero, plateado y suave que se encuentra en la corteza terrestre en grandes cantidades, y se utiliza en una variedad de aplicaciones industriales y de consumo.

Es el tercer metal más abundante en la corteza terrestre después del hierro y el cobre. Se extrae del mineral bauxita, que se encuentra en abundancia en países como Australia, Brasil, China, India, Rusia y Venezuela.



¿Para qué sirve el Aluminio?

Se emplea en una amplia variedad de aplicaciones, desde la fabricación de envases y componentes para la industria automotriz, hasta la construcción de aviones y edificios. También se utiliza en la fabricación de equipos electrónicos y en la industria química. Debido a su alta resistencia a la corrosión, el Aluminio se emplea ampliamente en la industria naval.

El aluminio es un metal ligero, pero fuerte, lo que lo hace ideal para la construcción de aviones y automóviles. También es muy resistente a la corrosión, lo que lo hace ideal para la fabricación de envases y equipos electrónicos. Debido a estas y otras propiedades, el aluminio es uno de los metales más versátiles y ampliamente usados en la industria moderna.

→ Para más información sobre todos los usos del aluminio podéis visitar el siguiente enlace: Usos y aplicaciones del Aluminio (Al) en la actualidad



¿Cómo se obtiene el Aluminio?

El proceso de obtención del aluminio es relativamente complicado y requiere de una gran cantidad de energía. Se empieza con la minería de la bauxita, que es un mineral que contiene aluminio. Luego, la bauxita se purifica y se convierte en alúmina, que es el precursor del aluminio.

Para convertir la alúmina en aluminio, se necesita un proceso llamado electrólisis. En este proceso, la alúmina se sumerge en una solución de cloruro de aluminio y se electrifica. Esto hace que el aluminio se separe de la alúmina y se deposita en el fondo del recipiente.

El aluminio obtenido a partir de este proceso es muy puro, pero todavía no está listo para su uso. Para hacerlo más fuerte y duradero, se somete a un proceso de calentamiento y enfriamiento repetido, llamado templado. Finalmente, el Aluminio se pulimenta y se acaba de fabricar.

A través de la siguiente tabla que hemos creado podemos ver de forma sencilla y visual como se obtiene el aluminio, paso a paso:

Paso Descripción
1 Extracción de la bauxita: La bauxita es el mineral que se utiliza como materia prima para la producción de aluminio. Se extrae mediante minería a cielo abierto.
2 Procesamiento de la bauxita: La bauxita se procesa para obtener alúmina, que es el óxido de aluminio. La bauxita se tritura y se lava con una solución cáustica, lo que elimina la arcilla y otros contaminantes.
3 Obtención de alúmina: La alúmina se obtiene mediante la calcinación de la bauxita lavada en un horno rotativo. El calor descompone la alúmina hidratada y se produce alúmina seca.
4 Producción de aluminio: La alúmina se reduce mediante electrólisis en una celda de reducción, en la que se sumerge un cátodo de grafito en una solución de criolita fundida. Se aplica una corriente eléctrica a través de la solución para liberar el oxígeno del óxido de aluminio, lo que produce aluminio líquido.
5 Refinación del aluminio: El aluminio líquido se refina mediante un proceso de desgasificación y purificación para eliminar las impurezas.
6 Moldeo del aluminio: El aluminio refinado se moldea en lingotes o bloques mediante la fundición. Los lingotes o bloques se utilizan como materia prima para la fabricación de productos de aluminio.

Nota: Es importante destacar que el proceso de producción de aluminio puede variar dependiendo del tipo de proceso usado por la compañía y de la calidad de la bauxita utilizada como materia prima.



Tipos de Aluminio

Existen varios tipos de aluminio, los cuales se diferencian por sus propiedades físicas, químicas y mecánicas, así como por sus usos y aplicaciones. Algunos de los tipos más comunes de aluminio son:

  1. Aluminio puro o grado comercial: Es el tipo de aluminio más común y se utiliza en una amplia variedad de aplicaciones, desde utensilios de cocina hasta piezas estructurales.
  2. Aluminio endurecido por trabajo: Este tipo de aluminio se endurece mediante deformación plástica, como la laminación, extrusión o forjado, y se utiliza en aplicaciones que requieren una mayor resistencia y dureza.
  3. Aluminio aleado: Se obtiene mediante la adición de otros elementos a la aleación de aluminio, como cobre, magnesio, zinc y silicio, para mejorar las propiedades mecánicas y la resistencia a la corrosión. El aluminio aleado se emplea en aplicaciones que requieren mayor resistencia y durabilidad.
  4. Aluminio laminado: Se produce al laminar aluminio en láminas delgadas y se usa en aplicaciones de envasado, construcción y automotriz.
  5. Aluminio extraído: Se produce al forzar aluminio a través de un troquel para obtener una forma específica y se emplea en aplicaciones de construcción, automotriz y aeroespacial.
  6. Aluminio revestido: Se aplica un revestimiento protector en la superficie del aluminio para mejorar su resistencia a la corrosión y abrasión.
  7. Aluminio anodizado: Se somete el aluminio a un proceso electrolítico que crea una capa de óxido de aluminio en la superficie para mejorar su resistencia a la corrosión y abrasión.

Estos son solo algunos ejemplos de los tipos de aluminio más comunes, pero existen muchos otros tipos y aleaciones que se utilizan en una variedad de aplicaciones.

→ Para más información sobre sus características y propiedades podéis encontrarlas en el siguiente artículo: Propiedades físicas y químicas del Aluminio (Al)



Tabla de Contenidos

Suscríbete a DIMATERIA

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
He leído la política de privacidad y acepto recibir contenidos formativos y/o comunicaciones comerciales