Piroxenos: Propiedades, formación y usos

que son los piroxenos

¿Qué son los piroxenos?

Los piroxenos son un grupo de minerales de silicato que forman parte de la familia de los inosilicatos. Son minerales comunes en la corteza terrestre y se encuentran en una variedad de rocas ígneas, metamórficas y sedimentarias.



¿Cómo se forman los piroxenos? (paso a paso)

Su formación está relacionada con procesos geológicos que involucran la cristalización de magma y la metamorfosis de rocas ígneas y sedimentarias. Estos minerales son esenciales en la composición de muchas rocas ígneas y metamórficas, y se encuentran comúnmente en la corteza terrestre. A continuación, se explicaremos cómo se forman los piroxenos:

Paso Descripción del Proceso
1. Fusión del Magma Los piroxenos se forman típicamente a partir de la fusión parcial del magma en el interior de la Tierra, que contiene una mezcla de minerales y fundido. La temperatura y la presión en el manto terrestre son adecuadas para que se produzca la fusión parcial.
2. Formación del Magma Basáltico El magma que da origen a los piroxenos suele ser de tipo basáltico, lo que significa que contiene un alto porcentaje de silicatos de hierro (Fe) y magnesio (Mg).
3. Cristalización Fraccional A medida que el magma basáltico se enfría lentamente, los minerales se cristalizan y comienzan a formarse los cristales de piroxeno. La cristalización fraccional es un proceso en el que ciertos minerales se solidifican antes que otros debido a sus puntos de fusión y ebullición diferentes.
4. Composición Química La composición química de los piroxenos puede variar según la cantidad de hierro, magnesio, calcio y otros elementos presentes en el magma. Esta variabilidad da lugar a diferentes tipos de piroxenos con composiciones ligeramente diferentes.
5. Crecimiento de Cristales Los cristales de piroxeno continúan creciendo a medida que el magma se enfría y se solidifica. Estos cristales pueden variar en tamaño desde microscópicos hasta centímetros o más, dependiendo de las condiciones geológicas.
6. Rocas Ígneas y Metamórficas Los piroxenos pueden encontrarse en una variedad de rocas ígneas, incluyendo basaltos y gabros. También pueden formarse en rocas metamórficas cuando minerales preexistentes, como los piroxenos, experimentan cambios en su estructura y composición debido a la presión y la temperatura en la corteza terrestre.
7. Contexto Geológico La formación de los piroxenos está asociada con procesos geológicos como la actividad volcánica, la subducción de placas tectónicas, la intrusión de magma en la corteza y la metamorfosis regional. La geología local y las condiciones tectónicas influyen en la formación y distribución de los piroxenos en la Tierra.



Propiedades de los piroxenos

A continuación veremos una tabla que resume algunas propiedades generales de los piroxenos:

Propiedad Descripción
Grupo mineral Inosilicatos
Composición química Silicatos de hierro, magnesio, calcio y otros cationes
Sistema cristalino Monoclínico o ortorrómbico
Dureza (escala de Mohs) 5 – 7
Color Varía según la composición, generalmente oscuros
Brillo Vítreo a mate
Transparencia Opaco a translúcido
Fractura Desigual o astillosa
Clivaje Buena clivación en dos direcciones perpendiculares
Hábito cristalino Generalmente prismático o columnar
Peso específico 3.2 – 4.0 g/cm³ (dependiendo de la composición)
Fusibilidad Funden a altas temperaturas
Usos Utilizados en investigaciones geológicas y científicas para la datación de rocas y la interpretación de procesos geológicos

Usos de los piroxenos en la actualidad

Los piroxenos no son ampliamente utilizados en aplicaciones industriales o comerciales en la actualidad debido a su relativa rareza y a la disponibilidad de otros minerales más abundantes y económicos. Sin embargo, las rocas que los contienen son de gran importancia en la geología y la investigación científica. Algunos usos y aplicaciones relacionados con los piroxenos en la actualidad son:

  • Investigación geológica: Los piroxenos son minerales esenciales para comprender la historia geológica de una región. Su presencia y composición química pueden proporcionar pistas sobre la formación de rocas ígneas y metamórficas, así como sobre la evolución tectónica de una zona. Los geólogos los utilizan para fechar eventos geológicos y reconstruir la historia de la Tierra.
  • Mineralogía y petrología: Los piroxenos son objeto de estudio en el campo de la mineralogía y la petrología, donde los científicos y académicos investigan sus propiedades físicas, químicas y estructurales. Esto contribuye al conocimiento sobre la formación de minerales y rocas en la Tierra y otros cuerpos celestes.
  • Investigación científica en planetología: Los piroxenos también se encuentran en otros cuerpos celestes, como meteoritos y algunos planetas y lunas del sistema solar. Su estudio proporciona información valiosa sobre la geología y la historia de estos cuerpos.
  • Gemología: Algunas variedades de piroxenos, como la diópsida y la hedenbergita, pueden ser utilizadas como gemas semipreciosas. Aunque no son tan populares como otras gemas como el diamante o la esmeralda, aún se pueden encontrar joyas con piroxenos, especialmente en forma de piedras facetadas.



Minerales relacionados con el grupo de los piroxenos

El grupo de los piroxenos es parte de la clasificación de los minerales denominada «silicatos inosilicatos». Los piroxenos son minerales que comparten una estructura cristalina similar y están compuestos principalmente de silicatos de hierro, magnesio, calcio y otros elementos.

Veamos algunos minerales relacionados con el grupo de los piroxenos:

  1. Augita: Es uno de los piroxenos más comunes y se encuentra en una variedad de rocas ígneas, incluyendo basaltos y andesitas. Tiene una composición química que puede variar, pero generalmente contiene hierro, magnesio, calcio, aluminio y otros elementos.
  2. Diópsido: Este piroxeno contiene calcio, magnesio, silicio y oxígeno en su composición. Puede encontrarse en rocas ígneas y metamórficas, así como en algunas rocas sedimentarias. El diópsido a menudo se utiliza como una gema de color verde a negro.
  3. Hedenbergita: La hedenbergita es otro piroxeno rico en calcio y hierro. Se encuentra en rocas ígneas y metamórficas y a menudo forma cristales verdes o negros. Al igual que el diópsido, a veces se utiliza como gema.
  4. Enstatita: Este piroxeno está compuesto principalmente de silicato de magnesio y es uno de los principales componentes de algunas rocas ultramáficas, como el peridotita. También se encuentra en meteoritos y es conocido por su alta resistencia al calor.
  5. Acmite: Aunque menos común que otros piroxenos, el acmite es un mineral que contiene sodio, hierro, silicio y oxígeno. Se encuentra en rocas ígneas y metamórficas y a veces se utiliza en la fabricación de vidrio.
  6. Espodumeno: Aunque no es un piroxeno en sí mismo, el espodumeno es un mineral de la familia de los inosilicatos que a menudo se encuentra en granitos y pegmatitas. Contiene litio y aluminio y es una fuente importante de litio, que se utiliza en baterías y otros productos.
  7. Jadeíta: Aunque es más conocida como una variedad de jade, la jadeíta es un piroxeno rico en sodio y aluminio que se utiliza en la fabricación de joyas y ornamentos.

Efectos sobre el medio ambiente por la extracción de piroxenos

La extracción de minerales, incluyendo los piroxenos, puede tener varios efectos sobre el medio ambiente, dependiendo de la escala de la operación minera, las prácticas de extracción y el entorno específico en el que se lleva a cabo. Algunos de los efectos ambientales negativos asociados con la extracción de piroxenos pueden incluir:

  • Alteración del paisaje: La extracción de minerales a menudo implica la remoción de grandes cantidades de suelo y roca, lo que puede resultar en la alteración significativa del paisaje local. Esto puede degradar la belleza escénica de la zona y afectar negativamente a los ecosistemas circundantes.
  • Destrucción de hábitats naturales: La minería puede destruir o fragmentar hábitats naturales, lo que puede llevar a la pérdida de biodiversidad y la disminución de poblaciones de especies locales. Esto es especialmente preocupante si la operación minera se encuentra en un área con una rica diversidad biológica.
  • Contaminación del agua: La minería puede dar lugar a la liberación de sustancias químicas tóxicas en los cuerpos de agua cercanos, a través de procesos como la lixiviación ácida de rocas minerales expuestas. Esto puede contaminar las fuentes de agua subterránea y superficial, afectando la calidad del agua y la vida acuática.
  • Generación de desechos: La extracción de minerales a menudo produce grandes cantidades de desechos, como escoria y material estéril, que deben ser gestionados adecuadamente. Si no se manejan de manera adecuada, estos desechos pueden contaminar el suelo y el agua.
  • Consumo de recursos naturales: La minería requiere una gran cantidad de recursos naturales, como agua y energía. Esto puede agravar la presión sobre los recursos naturales locales y contribuir al agotamiento de recursos no renovables.
  • Emisiones de gases de efecto invernadero: La maquinaria utilizada en la minería y el transporte de minerales a menudo generan emisiones de gases de efecto invernadero, lo que contribuye al cambio climático.
  • Impacto en las comunidades locales: Las operaciones mineras pueden tener efectos sociales y económicos negativos en las comunidades locales, como la reubicación forzada de personas, la interrupción de medios de vida tradicionales y la dependencia económica a corto plazo en la industria minera.

→ Para información adicional sobre otro tipo de minerales no olvidéis visitar nuestra sección de Minerales – DIMATERIA.com



Tabla de Contenidos

Suscríbete a DIMATERIA

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
He leído la política de privacidad y acepto recibir contenidos formativos y/o comunicaciones comerciales